El día que me di cuenta que estaba estancada fue el mejor día de mi vida

El día que me di cuenta que estaba estancada fue el mejor día de mi vida

     El día que me di cuenta que estaba estancada fue el mejor día de mi vida

Todos hemos pasado por esta amarga experiencia del "estancamiento". Ese proceso de vida en el cual no queremos estar porque no pasa nada, no fluyen las ideas, lo que funcionaba ya no funciona más y por más que queramos movernos, parece que el mundo entero conspira para dejarnos ahí, estancados, insatisfechos y desesperados.

Como ustedes, yo también he pasado por este proceso más veces de las que quisiera contar. El "feeling" es horrible. Sientes que pierdes preciado tiempo, que la vida se te va sin que logres nada, que todo el mundo está en movimiento menos tu. Te sientes inútil y hasta tonto, porque sabiendo todo lo que sabes no logras poner en práctica lo aprendido y nada te sale bien.

Son muchas las personas con quienes me encuentro que expresan que están en ese proceso de estancamiento y todas se sienten igual y están buscando cómo salir de ahí. Pero ahora cuando te diga lo que realmente está pasando, cambiará tu percepción de lo que es ese estancamiento y ojalá te lleve a sacarle el máximo provecho a ese "tiempo" donde parece que no pasa nada.

Lo que creemos que está pasando

Cuando nos sentimos estancados lo primero que ocurre es que comenzamos a preguntarnos qué estamos haciendo mal que las cosas dejaron de fluir, en qué estamos fallando que nada se mueve. Comenzamos a buscar un culpable o razón para haber llegado a ese punto. Se activan todas las energías negativas como coraje, insatisfacción y preocupación. Nos desesperamos tratando de salir a flote y ver alguna señal de que estamos nuevamente en la carrera.

La creencia de que tenemos que estar haciendo algo y si no pues somos unos fracasados,  nos mantiene en resistencia a ese proceso natural del "estancamiento". Creemos que estamos perdidos y buscamos como "locos" una respuesta y luz que nos dirija nuevamente al camino. En fin, percibimos este tiempo como algo negativo.

Lo que en realidad está pasando

Este proceso no solo es natural, es necesario y también es POSITIVO. Te diré lo que realmente pasa. Las personas vivimos la vida en ciclos, cada ciclo tiene su comienzo, su clímax y su final. Para pasar de un ciclo al otro es necesaria la transición, ese espacio donde ya no estás en la etapa anterior pero tampoco has llegado del todo a la próxima. Por eso te sientes en el aire, sin raíces y desorientado.

Cuando eres una persona que se mantiene en constante evolución intelectual, profesional o espiritual, es posible que experimentes este comienzo y cierre de ciclos con más frecuencia que otras personas. O sea, algunos quizás lo vivan cada cinco o diez años, y tu posiblemente lo vives cada año o en menos tiempo.

Es un momento entonces de reflexión y de búsqueda interna, un momento de silencio para "escuchar" desde el mundo invisible nuevas instrucciones o ideas, momento de tener un conocimiento más a fondo de nosotros mismos para que podamos volar hacia ese próximo nivel. Es tiempo de recibir para luego poder dar lo mejor de nosotros.

Bienvenido a la transición hacia el próximo nivel

Fíjate que curioso que pidamos al universo unos cambios, que nos lleve al otro nivel, que trascendamos en nuestras finanzas o relaciones, pero cuando se presenta la oportunidad de trascender, por no entender lo que ocurre nos cuestionamos qué hicimos mal. Pretendíamos que los cambios se dieran en el mismo entorno, con la misma forma de pensar y con las mismas estrategias, pero no funciona así. Para que cambiemos esos patrones y podamos ascender al próximo nivel que estamos anhelando, es en este momento de "estancamiento" donde se produce la incomodidad y la insatisfacción necesaria para que te preguntes si deseas continuar tu vida como va, o estás dispuesto a cambiar lo que sea para salir de ahí a "mejores tierras".

Como la vida ni el universo pueden moverte de donde estas cómodo, se produce justo el ambiente necesario para que te incomodes y llegues al punto de "basta ya" y te muevas tu mismo. Claro que como eres quien elige, es en ese punto también donde te toca decidir si sigues adelante o regresas a tu zona. Tú eliges.

Cómo disfrutar el estancamiento

Así bien, el estancamiento SI lo produces tu, pero no por lo que pensabas, no porque seas inútil o estés fallando en algo, si no porque estas creando para ti el ambiente justo de reflexión para hacer los cambios necesarios y a la vez creando un estado lo suficientemente insoportable, para querer y atreverte a brincar a ese próximo nivel. En otras palabras, sin el proceso de estancamiento no habría crecimiento, no haríamos cambios y no alcanzaríamos nuestro potencial.

Reconocer esto nos permite disfrutar este momento porque esto cambia la percepción que teníamos de este proceso a uno positivo, uno que trae hermosas oportunidades de trascender en áreas de nuestra vida donde ya estábamos pidiendo un cambio. Ese es tu momento, el que estabas anhelado, lo que estabas deseando que llegara. Es la puerta abierta hacia otra dimensión. ¡Disfrútalo!

Lo que pasa cuando comenzamos a disfrutarlo

Cada uno de los procesos de estancamiento que he vivido, sin fallar, me ha catapultado a un nivel más alto, más de lo que podía imaginar. Por supuesto que al igual que la mayoría de los mortales, al inicio del proceso no entiendo lo que ocurre y hasta llegué a quejarme y lamentarme hasta reciente.

Ahora que se lo que se, reconozco más rápido cuando estoy en ese proceso al cual ya no le llamo estancamiento, sino mi "momento de trascender". Comienzo entonces a "bajar la guardia" y en lugar de resistir el proceso natural e insistir en seguir en movimiento, me dejo guiar y mostrar hacia dónde me lleva la vida, qué estoy aceptando en mi mundo que ya no quiero, cuáles cambios puedo hacer y quién soy hoy en comparación con la que fui hace un año. Aquí es que aprendo, modifico, ajusto, suelto y reenfoco mi visión hacia donde realmente deseo estar.

Al comenzar a disfrutarlo activo la energía para que la transición fluya, dejando atrás la resistencia que lo que produce es bloqueo. Las señales siempre me revelan lo que hasta el momento estaba oculto y puedo reconocer que ninguno de los pasos poderosos que he dado hacia una nueva realidad hubiesen sido posible de no haber pasado por ese "estancamiento".

El día que me di cuenta que estaba estancada, llegó mi despertar.

Con amor,

Idáliz Escalante

Fundadora de Mujer Empresaria de Hoy

Coach de Transformación y Empoderamiento

Master en PNL y Trainer en Manifestación

Autora de "El Secreto para la Manifestación de tus Sueños"


EMPOWERED WOMAN
90 Dias de Coaching Privado 

No importa en qué etapa de vida estes, sigue camino al empoderamiento conmigo como tu Neuro-Coach personal. En privado y con sesiones personalizadas para que trabajes segun tus propias metas y sueños. 
Presencial y/o a la distancia. 

Saca tu cita:
Escribe o llámame y dime cuáles son tus sueños y cuando deseas comenzar. No hay razón para que sigas postergando una vida y negocio próspero. ¡Tu lo mereces!
Contacto
idalizescalante@gmail.com
787-627-1833
Skype: idalizescalante

Vistas: 389

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Idáliz Escalante para agregar comentarios!

Únete a Idáliz Escalante

Idaliz is a Certified Neurocoach, Founder of Mujer Empresaria de Hoy.com, Visionary, Empowerment coach and mentor for women.

Fotos

Cargando…
  • Agregar fotos
  • Ver todos

Contacto:

Celular- 787.627.1833

Email: idalizescalante@gmail.com 

 

Próximos Eventos

Vigimaris Nadal-Ramos, M.A.

Vigimaris Nadal-Ramos, M.A.
Editor and Owner at Editorial Narra, Inc. ***Alcanza tu sueño. Publica tu libro.***

Idáliz is a wonderful leader, she can identify people's natural abilities, and help turn them into strengths for the benefit of the team. She inspires trust, is a natural people-person, and knows how to make things happen. I truly enjoy collaborating with her on any project.

March 8, 2013,
Brenda Liz Ginés Brenda Liz Ginés
Gerente de Mercadeo y Comunicaciones / Comunicadora de Imagen Personal

Extraordinaria líder motivadora del emprender empresarial en las mujeres. Destacada, querida, apreciada, respetada y distinguida en la comunidad. !Nunca se rinde!

© 2017   Creada por Idáliz Escalante.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio